Visita nuestro Showroom

Abierto todos los días de 9:00 a 21:00 - (llámanos para concertar una cita)

C/ Prado de Silva, 20 - Urb La Pizarrera
28210 Valdemorillo - Madrid

Tel 600 44 96 82 - info@cocinasalemanas.com

más información

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Cuidados del acero inoxidable

por / viernes, 19 agosto 2011 / Publicado en Noticias, Detalles técnicos

El acero es un material actual, muy bello y resistente.  Pero en ocasiones difícil de limpiar.  A continuación te damos unos consejos para mantenerlo como el primer dia.

A menudo se cree que el acero inoxidable resiste todo tipo de agresiones. Sin embargo, hay que saber que ciertos productos (cloro, bromo, yodo, productos reactivos para limpieza), pueden dañar la superficie.

Limpie su fregadero con una esponja y utilizando una crema o detergente de mantenimiento líquido y frotando finalmente con un paño de microfibras. Son especialmente recomendables para los fregaderos de acero inoxidable  los productos Inox-Creme de Franke.  Sobre todo cuando salen  marcas ligeras de óxido debidas a restos de partículas metálicas presentes en el agua.

No use jamás lejía puesto que este producto mancha el Inox, especialmente si no se enjuaga inmediatamente y con abundante agua. Realice pasadas regulares y en el mismo sentido que el cepillado-pulido y no vacile en frotar para hacer desaparecer las marcas dejadas por alimentos.

En general, no utilice cualquier producto de mantenimiento“milagro” del mercado… o “aconsejado” por su vecina…Podrían descubrirse marcas de oxidación superficiales.   Estas manchas se quitan fácilmente frotando con la esponja y la crema. Cuidado!, desaconsejamos almacenar debajo de la cubeta productos que, destapados, producen vapores corrosivos como: ácido clorhídrico (Salfuman / Agua Fuerte), lejía,amoniaco, desincrustantes, y todos los productos iodados o bromados que pueden atacar la parte inferior de su fregadero.

El mantenimento del resto de aparatos, es más fácil que la del fregadero, que sufre mayores agresiones en el proceso de trabajo. Sin embargo, requiere de un mantenimiento periódico similar.  Su limpieza es muy simple: mediante un trapo suave (los paños de microfibras son también recomendados para ello) ligeramente humedecido primero con un detergente suave, y más tarde con agua para su aclarado.  Para el acabado final es recomendable utilizar una crema o spray de limpieza especifico que consegirá un brillo duradero.

Tenga especial cuidado con no rayar y las superficies de Inox anti-huellas de algunos aparatos, puesto que podrían hacer desaparecer parcialmente su efecto en las zonas fregadas con excesiva energía.

 

 

Deja un comentario

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Highslide for Wordpress Plugin